Radiculitis (dolor radicular) - síntomas, causas y tratamiento



Radiculitis es una condición muy incómoda que da lugar a irritación física y incluso parálisis. Sigue leyendo para saber lo que es Radiculitis así como sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento.


Definición Radiculitis

Los investigadores médicos Radiculitis definir como el dolor que se extiende a lo largo de la trayectoria de los nervios debido a la hinchazón de las raíces del nervio espinal. Es un trastorno que resulta de la degeneración de las raíces de los nervios espinales. Es principalmente una enfermedad Osteocondrosis de los discos intervertebrales.


El Radiculitis término proviene de la palabra latina radícula. Esta enfermedad también se conoce con el nombre de dolor radicular.


Los síntomas radiculitis

Los síntomas comunes de Radiculitis son


  • El dolor, que es generalmente un dolor ardiente
  • Problemas en marcha atrás
  • La tensión muscular
  • Sensaciones pinchazos
  • Entumecimiento a lo largo de los caminos del nervio afectado

La inflamación de los nervios cervicales por lo general da lugar a síntomas tan inquietantes en los brazos, manos y hombros. Una inflamación de los nervios lumbares pueden afectar las piernas, los pies y las nalgas con nervios específicos que afectan a determinadas zonas aisladas.


Causas radiculitis

Esta enfermedad a menudo resulta de la irritación química causada por las rupturas en los discos óseos o compactadoras mecánicas de estenosis foraminal o hernias de disco. También es causado por cualquier condición que afecta a la parte trasera, incluyendo fracturas y tumores de la columna vertebral que aumenta la presión sobre los nervios espinales.


Radiculitis Tratamiento

Tratamiento de Radiculitis se hace a menudo mediante el tratamiento de cualquier condición que se supone que se han causado en el primer lugar. El curado se lleva a cabo principalmente de dos maneras.


El tratamiento conservador

Este tipo de tratamiento puede incluir ejercicios de fortalecimiento muscular básicos, la terapia de frío o calor, terapia física, anti inflamatorios y modificaciones de actividades. La cirugía para pacientes radiculitis no debe ser considerada a menos que los métodos conservadores de tratamiento no logran una mejora alguna.


El tratamiento agresivo

Si el tratamiento conservador no producirán ningún alivio, Foraminotomía endoscópica puede ser usado para aliviar un nervio afectado por la presión. La cirugía proporciona un alivio inmediato, a menudo mientras que la operación se encuentra todavía en curso. Este es un procedimiento mínimamente invasivo que requiere poco tiempo para la recuperación. Este proceso sólo es necesario el uso de la sedación intravenosa y anestesia local, principalmente debido a que la incisión es pequeña en la naturaleza.


Radiculitis lumbar

Se refiere a una irritación o inflamación de la raíz de un nervio en la zona lumbar o inferior de la columna. Hay una cierta cantidad de dolor cada vez que esta condición está presente. Este dolor es generalmente un resultado de la presión sobre la raíz nerviosa (radícula) donde se une a la columna vertebral. La ciática es el tipo más común de Radiculitis Lumbar.


La ubicación y la cantidad de síntomas y el dolor puede variar de persona a persona. Dependiendo de la fuente y la ubicación del dolor, una persona puede experimentar dolor en la zona lumbar, muslos, pies, músculos de los glúteos o la pantorrilla.


Radiculitis lumbosacra

Esta condición se caracteriza por un dolor en la columna lumbar. Radiculitis lumbosacra crónica se conoce como ciática y es precedido por la alternancia de episodios de ataques de dolor y ausencia total de dolor. El dolor es generalmente experimentado por los individuos que tienen edades comprendidas entre los 35 y los 65 años. Generalmente, el dolor varía de persona a persona.


Contrariamente a la creencia popular, esta enfermedad no sólo afecta a las personas que están ocupadas en profesiones que implican en el trabajo físico pesado. También se observan con frecuencia en las personas que se dedican a la labor intelectual. Es principalmente el resultado de una postura incorrecta, el sedentarismo y la falta de ejercicios y movimientos.


Radiculitis braquial

Este trastorno también es popularmente conocida como la neuritis aguda del plexo braquial. Es una condición rara en la que hay una inflamación del nervio conocido como plexo braquial que transmite señales desde la columna hasta los hombros, las manos y los brazos. Esto da lugar a molestias como entumecimiento, dolor agudo o incluso parálisis. El dolor es continuo y intenso, y generalmente empeora por la noche. Resto no proporciona alivio de esta condición. La fase aguda de este dolor puede persistir desde unas pocas horas hasta un par de semanas. Sin embargo, algo de dolor leve puede durar algunos meses.

Esta condición también se conoce como neuropatía braquial.


Química Radiculitis

Esta es una condición inflamatoria que se caracteriza por hinchazón de la raíz de los nervios debido a una rotura del anillo fibroso y la propagación de fluido disco a lo largo de la raíz del nervio caso.


El tratamiento inicial de esta enfermedad se realiza a través de medios no quirúrgicos, como las inyecciones epidurales de esteroides que consisten en diferentes soluciones de lavado, largo plazo anestésicos y medicamentos anti-inflamatorios. Mientras que las inyecciones epidurales pueden aliviar el dolor, rara vez hacer una cura permanente de la condición. La acupuntura, terapia física y terapia de la quiropráctica se utilizan comúnmente para la curación.


En algunos casos, la cirugía de hernia de disco se realiza. Sin embargo, por lo general ofrece inadecuados resultados curativos.


Cervical Radiculitis

Cervical Radiculitis no es el nombre de una condición particular. Más bien, se refiere a un grupo de síntomas de inflamación o irritación de las raíces del nervio. El trastorno puede afectar a cualquier región de la columna vertebral, a pesar de que afecta más comúnmente al cuello (cervical radiculitis) y la espalda baja (lumbar radiculitis).


Los síntomas cervicales radiculitis

Algunos de los síntomas comunes de Radiculitis cervical son


  • Entumecimiento
  • Debilidad
  • Sensaciones de hormigueo
  • La pérdida de la función motora
  • Dolor radicular

Muchas personas experimentan dolor radicular agudo que empeora con algunas posturas corporales o actividades. La condición puede dar lugar a dolor en el cuello, los hombros, los brazos y el pecho. El sitio del dolor depende de que el disco cervical y los nervios relacionados se ven afectados. También puede sentir los dedos entumecidos u hormigueo o debilidad de los músculos situados en el pecho y los brazos.


Diagnóstico Radiculitis Cervical

El diagnóstico de esta afección es relativamente fácil. Los médicos utilizan una serie de pruebas de imagen para obtener una visión de la columna cervical y los discos que hayan podido resultar afectados. Estos incluyen la TC y la RM. Los profesionales sanitarios también pueden utilizar pruebas de electrodiagnóstico para confirmar el diagnóstico.


Equipos de resonancia magnética puede diagnosticar esta afección con bastante eficacia y ayudar a identificar el sitio de la compresión de la raíz nerviosa. Las pruebas de electrodiagnóstico y tomografías computarizadas también puede ser útil en el diagnóstico de la enfermedad.


Tratamiento Radiculitis Cervical

Los casos leves de esta enfermedad generalmente responden bien a los medicamentos como los esteroides o AINE y fisioterapia. Los casos de esta enfermedad que no logran proporcionar una buena respuesta al tratamiento conservador puede ser tratado de manera eficaz con la cirugía. Operación quirúrgica eficaz puede proporcionar alivio a la raíz del nervio de la compresión. Al BIAAS (Bonati Institute for Cirugía Artroscópica Avanzada), las cirugías se llevan a cabo de forma ambulatoria. En los casos 90%, hay una tasa de éxito inmediato en comparación con la tasa de éxito aproximado de 50 por ciento para los pacientes de cirugía de la espalda abierta.


Con un diagnóstico y tratamiento adecuados, Radiculitis puede irse mucho más rápido. La enfermedad tiene un pronóstico excelente y lo mejor es ponerse en contacto con un profesional de la salud tan pronto como usted ve los síntomas. Esto le ayudará a lograr una recuperación más rápida.



Articulos de salud | Mapa de sitio |